fbpx

¿Por qué se recomienda el uso de fajas tras una liposucción y otros cuidados posoperatorios?

¿Por qué se recomienda el uso de fajas tras una liposucción y otros cuidados posoperatorios?

Una etapa fundamental para que una intervención quirúrgica con fines estéticos sea exitosa es la recuperación, es decir, el posoperatorio. Es por esta razón que todo paciente luego de haberse sometido a procedimientos como la liposucción, debe seguir las indicaciones del Cirujano Plástico, tanto en el periodo inmediato después de la cirugía, como en las semanas y meses posteriores, para que el resultado sea completamente satisfactorio.

Una de las medidas de cuidado que recomendamos los Cirujanos Plásticos después de cirugías estéticas de contorno corporal como la liposucción- lipoescultura y la  lipo-abdominoplastia, es el uso de fajas postoperatorias, también conocidas como fajas postquirúrgicas, prendas diseñadas especialmente para ofrecer mayor soporte en el área tratada para reducir riesgos de complicaciones y contribuir a tener un proceso de recuperación satisfactorio.

Para comenzar, es necesario mencionar que las recomendaciones médicas después de una cirugía plástica estética varían de una persona a otra, esto se debe a que cada paciente tiene una historia clínica distinta, un cuerpo diferente y a que en cada caso se utilizaron técnicas distintas en el procedimiento elegidas según los intereses y el estado de salud general del paciente. Por tanto, los riesgos de complicaciones a los que se encuentran expuestos son distintos y el Cirujano Plástico valora todos estos factores para determinar qué tipos de cuidados deberá tener cada paciente durante el postoperatorio y el proceso de recuperación, esto para que logre obtener los mejores resultados posibles. Dentro de los cuidados postoperatorios posteriores a una cirugía de contorno corporal el uso de fajas posquirúrgicas, así como, las sesiones postoperatorias de ultrasonido, masajes, cavilación y radiofrecuencia son fundamentales en el proceso de recuperación de las pacientes.

Las fajas post operatorias o post quirúrgica que los cirujanos plásticos recomendamos usar en el proceso de recuperación tras una cirugía tienen características especiales que les permiten brindar el apoyo y soporte necesario al área intervenida, por tanto las fajas que se pueden encontrar en el mercado diseñadas para mejorar la postura o definir la silueta no son útiles. Las fajas para uso después de una cirugía se fabrican de forma tal que permiten ofrecer sostén a los tejidos y a los músculos de la zona que fue intervenida quirúrgicamente mediante la compresión, lo que hace que ofrezcan un mejor soporte y que se ajusten de mejor manera el cuerpo de los pacientes. Gracias a sus características son prendas muy cómodas y que se pueden utilizarse debajo de la ropa sin ningún problema y no se notan, siempre y cuando se elija la talla adecuada. Hacemos mención de esto pues es uno de los factores principales por el que las personas a las que se les indicó el uso de una faja después de una operación decidan no emplearlas, lo que únicamente tiene consecuencias negativas para su proceso de recuperación.

Para la confección de fajas post quirúrgicas se emplean materiales elásticos que ajustan al cuerpo y las hacen muy cómodas. Como ya mencionamos, las recomendaciones específicas de uso las da el cirujano, pero por lo regular después de una lipoescultura y otros procedimientos de contorno corporal se indica el uso de una faja postoperatoria por un tiempo que va entre las seis y ocho semanas después de la cirugía, durante todo el día y la noche. Después de este periodo el tiempo su uso se irá reduciendo hasta que resulte innecesario emplear la faja, pero siempre se debe consultar al especialista para que indique los cambios en las características de uso que se le deberá dar.

Cabe mencionar que después de la operación es de suma importancia que los pacientes acudan a las citas médicas de seguimiento, en las que el especialista revisa el progreso de la cicatrización y el avance de adaptación de los músculos y de la piel a la nueva figura del cuerpo. Es en estas citas de seguimiento cuando el médico indica los cambios de talla de faja y otros ajustes para que el cuerpo se pueda amoldar correctamente y se logren los mejores resultados obtenidos.

La faja, al tiempo que ofrece soporte al área sujetando músculos y tejidos, brinda seguridad a quien la usa para realizar movimientos que forman parte de sus actividades cotidianas, además contribuyen al proceso de adaptación de la piel a la nueva figura después de la operación ayudando a que la piel estirada regrese a su lugar y gane firmeza, es decir, ayuda a que el cuerpo se amolde a su nueva figura; esto es posible gracias al afecto de compresión que ejerce sobre el área donde se coloca, lo que también reduce la inflamación y los hematomas, reduce los dolores, la fibrosis y otras molestias que suelen presentarse después de una cirugía de este tipo, que son completamente normales.

El uso prolongado de la faja durante las primeras semanas tiene su explicación en la necesidad de soporte y control sobre el cuerpo que requieren los pacientes para que puedan retomar sus actividades cotidianas sin correr grandes riesgos. Además, las fajas ayudan a reducir la flacidez y aceleran el proceso de cicatrización. Cabe mencionar que para que el uso de una faja sea efectivo y el paciente pueda disfrutar de todos sus beneficios, es necesario que se elija la talla adecuada y que la prenda se mantenga limpia y seca.

Así mismo, a la par del uso de la faja posoperatoria, es importante posterior a los procedimientos de contorno corporal las terapias de ultrasonido, masaje, cavilación y radiofrecuencia, todo esto con el fin de acelerar el proceso de desinflamación, reducir la fibrosis, así como, lograr una mejor adherencia de la piel, con lo que el resultado será mejor. En nuestra clínica, tanto en Monterrey como en Mérida, a la par del Dr. Baqueiro contamos con personal para realizar las terapias y darte el seguimiento estrecho para lograr el mejor resultado y tu satisfacción tras el procedimiento,

Por eso, si ustedes están considerando realizarse una liposucción, lipoescultura, lipo- abdominoplastia, lo mejor es que recurran a los servicios de un cirujano con amplia experiencia y que se distinga por su trabajo honesto y calidad de trato humano, como el Dr. Jorge Aguilar Baqueiro, Cirujano Plástico Certificado. Acude con nosotros para una consulta personalizada, aclara todas tus dudas y ¡ Transfórmate en Tus Sueños !.